Regresar a menú anterior.

Ultrasonido Doppler obstétrico y ginecológico

El Doppler es una técnica que se emplea para estudiar la dirección y velocidad del flujo sanguíneo, así como la resistencia que se produce a la circulación de la sangre.

Una de sus aplicaciones más importantes se encuentra en el campo de la Ginecología y la Obstetricia. está indicado con especial relevancia en el estudio de la circulación del feto , en reproducción y en patología tumoral ovárica".

El estudio del flujo fetal se lleva a cabo tanto en el cordon umbilical como en el cerebro del feto Mediante el Doppler se puede determinar si el feto sufre alteraciones hemodinámicas y se puede valorar el grado de afectación. "En casos de falta de oxigeno el feto modifica su hemodinámica. Para adaptar esa falta de oxígeno, envía más sangre a los órganos más importantes, como el sistema nervioso central y corazón, y deja otros tejidos con déficit sanguíneo. En estos casos, el Doppler puede ser muy valioso para actuar a tiempo".

El Doppler también contribuye al diagnóstico de malformaciones cardiacas, extracardiacas y de anomalías del cordón umbilical. Es el caso de la duplicidad de vasos, la presencia de nudos o las vueltas del cordón. "Otra utilidad del Doppler es su papel en el seguimiento de la gestación precoz y gemelar".

Además, el Doppler se aplica en enfermedades ginecológicas pre y postmenopáusicas. "Es muy preciso en la detección de patologías del endometrio, como pueden ser los pólipos endometriales, y en el diagnóstico diferencial de tumores de ovario.

La técnica Doppler dispone de dos funciones con las que se trabaja conjuntamente: el Doppler pulsado, con el que se pueden estudiar las características de la circulación sanguínea y el Doppler color, que permite identificar los vasos sanguíneos mediante la codificación de color del flujo de la sangre. Desde principios de los años noventa, existe una tercera tecnología de esta técnica, el Doppler energía, más conocido como el Power Doppler. Con este último, se puede codificar en color el cambio de energía de la señal ultrasónica que tiene lugar en el interior del vaso sanguíneo. "Se caracteriza por ser mucho más sensible que el Doppler pulsado o el Doppler color. Los estudios actuales se centran en demostrar su superioridad desde el punto de vista clínico",