Regresar a menú anterior.

Infecciones vaginales

El término médico para una infección vaginal es "vaginitis." Las 3 causas más comunes de las infecciones vaginales son las infecciones por hongos , lpor bacterias , y por protozoarios como la tricomoniasis . También se pueden producir secreciones vaginales si se tiene una infección en el cuello uterino con gonorrea o Chlamydia. Hay otras causas de infecciones vaginales que son menos comunes. Cada tipo de vaginitis es causado por un tipo diferente de germen u organismo y, por consiguiente, debe tratarse de manera diferente.

La vagina normalmente tiene que mantener un estado de acidez, (ph 3.5 a 4.5) que da las condiciones naturales para que los microorganismos que la habitan de manera normal estén en perfecto balance. Si por algún motivo el ambiente natural de la vagina cambia; el nivel normal de acidez cambia y este balance se pierde. Se producirán entonces las condiciones ideales para el crecimiento rápido y sin control de microorganismos y por ende la infección vaginal.

En los años reproductivos aparece una secreción vaginal normal, puede ser blanca, lechosa, acuosa o mucoide que proviene principalmente del cuello del útero (cervix), o de la descamación de las células vaginales. La cantidad y el tipo de secreción varían durante el ciclo menstrual y con la estimulación sexual.

Los factores de riesgo mas frecuentes de infecciones en la mujer son: stress, debilidad general, mala nutrición, cambios hormonales (menopausia, embarazo), irritación vaginal, duchas vaginales, tratamientos con antibióticos y otros medicamentos que alteran la flora normal vaginal.

Si tiene una infección vaginal, puede tener cualquiera de los síntomas siguientes:

  • Mal olor vaginal
  • Picor vaginal
  • Ardor vaginal
  • Dolor o irritación al orinar o tener relaciones sexuales
  • Secreción diferente de la normal

Sin embargo, algunas mujeres pueden no tener síntomas. Algunas mujeres pueden ni siquiera darse cuenta de estos síntomas si no son demasiado severos. El medico puede notar signos de una infección vaginal, como secreción u olor, durante un examen ginecológico y mandar a hacer análisis del líquido vaginal para ver si hay una infección. Es importante hacerse revisar con regularidad por su medico para que él pueda detectar cualquier problema de salud que a usted le pase desapercibido.

La alimentación adecuada cumple un papel fundamental en el tratamiento. Deberá ser basada en granos, sopas y vegetales. Preferiblemente evitar la carne. Incluya limones y grape fruit en la dieta, así como también jugo de arándanos y yogur con acidófilos.

Lo mas prudente antes del tratamiento es visitar a su médico para tener un diagnóstico correcto del tipo de microorganismo que esta produciendo la infección. Estudiar la causa de la infección y corregirla, para evitar recurrencia de la enfermedad.