Regresar a menú anterior.

Crioterapia

La crioterapia consiste en la destrucción del tejido mediante la aplicación directa de frío intenso mediante nitrógeno líquido (-196ºC). Tiene la ventaja de que se hace sin anestesia, es indolora, no requiere un preparación especial de la paciente y el procedimiento se puede realizar durante una consulta médica de rutina en el consultorio del médico. Esta especialmente indicada en lesiones premalignas del de cuello uterino y para el tratamiento de ulceras cervicales

Preparación de la paciente que va a ser sometida a una crioterapia:

La paciente debe prepararse para una cita ginecológica de rutina. Es recomendable que lleve una toalla sanitaria. No es necesario que vaya en ayunas, pero si consume alimentos que lo haga una o dos horas antes y realice una comida liviana.

Procedimiento de la crioterapia:

  1. La paciente se ubica en la mesa ginecológica
  2. El ginecólogo expone el cuello uterino completamente usando un Espejo vaginal.
  3. Se delimita la lesión mediante colposcopía.
  4. Se procede a la aplicación de la punta de la pistola de crioterapia sobre el cuello uterino, evitando que tome contacto con las paredes vaginales, la lesión debe ser cubierta completamente.
  5. Se aplica la crioterapia durante 3 minutos.
  6. Se espera 5 minutos y se repite el procedimiento por una vez más.

Efectos secundarios posibles de la crioterapia:

  • Flujo Vaginal abundante que puede durar entre 2 y 6 semanas.
  • Dolor tipo cólico de menstruación durante la aplicación y algunas horas después.
  • Sangrado, el cual es raro y puede ser tipo acuoso.

Complicaciones

  • Estenosis del canal endocervical, es raro y se puede manejar mediante el uso de dilatadores.
  • Quemadura de la pared vaginal, lo cual se puede producir con más frecuencia en pacientes con vagina redundante.

Signos de Alerta

En caso de que la paciente presente algunos de los siguientes problemas debe consultar inmediatamente a su médico.

  • Dolor pélvico (dolor bajo la línea del ombligo)
  • flujo mal oliente
  • Sangrado
  • Fiebre


Después de la crioterapia

Es recomendable no sumergirse en piscinas, tinas o agua de mar durante dos semanas. Es recomendable el baño diario . La paciente debe evitar las relaciones sexuales durante 3 semanas.