Regresar a menú anterior

Inseminación artificial.

La inseminación artificial es un procedimiento utilizado en los programas de Reproducción Asistida como primera alternativa en el manejo de las parejas con problemas de esterilidad con cuando menos una trompa uterina permeable que no hayan logrado un embarazo tras la aplicación de tratamientos convencionales tendientes a la corrección de los factores causales de esterilidad.

Los objetivos principales de la inseminación artificial son:

  • asegurar la existencia de óvulos disponibles
  • acercar los espermatozoides al óvulo en el aparato genital femenino
  • mejorar e incrementar el potencial de fertilidad de los espermatozoides realizando una serie de procedimientos de laboratorio al eyaculado, llamados en conjunto CAPACITACION ESPERMATICA .
  • indicaciones

La inseminación artificial se realiza en aquellas parejas que no se han podido embarazar debido a que:

  • la mujer tiene algún problema a nivel del cuello del útero como: alteración en el moco cervical, presencia de anticuerpos antiesperma, estenosis (estrechez), etc.
  • el hombre muestra alteraciones en el semen como son disminución del número de espermatozoides y/o de su movilidad, disminución en el volumen del eyaculado, aumento excesivo en el número de espermatozoides, malformaciones anatómicas o alteraciones funcionales de la eyaculación
  • la pareja presenta una esterilidad inexplicable.

La inseminación artificial puede ser HOMOLOGA o HETEROLOGA

  • la inseminación artificial homóloga es aquella donde se utiliza el semen de la pareja
  • la inseminación artificial heteróloga es cuando se utiliza semen de un donador .

Dependiendo del sitio donde se deposite el semen la inseminación artificial puede ser INTRAVAGINAL, INTRACERVICAL, INTRAUTERINA, INTRAPERITONEAL o INTRATUBARIA.

Con la inseminación intrauterina se obtiene la mejor tasa de embarazo, entre el 20-25% de probabilidades de embarazo por intento. Se recomiendan 4 ciclos consecutivos de inseminación artificial para agotar las probabilidades de éxito.
Una vez lograda la fecundación, el desarrollo del embarazo es normal; el riesgo de presentar un aborto, parto prematuro o un bebé con una malformación congénita es el mismo que en un embarazo obtenido por coito vaginal .

Para incrementar el porcentaje de éxito se recomienda aumentar la cantidad de óvulos en el tracto genital femenino estimulando los ovarios con medicamentos que inducen ovulación múltiple ( estimulación ovárica ). El seguimiento folicular indicará el momento de la ovulación y el día óptimo para la inseminación.